Mantenimiento Informático

Mantenimiento de Equipos Informáticos

Mantenimiento de todo tipo de equipos informáticos:

Servidores, PCs de sobremesa, torres, portátiles, electrónica de red, etc.

Realizamos revisiones periódicas preventivas.

Contacta con nosotros

El mantenimiento informático, (también conocido como soporte), se fundamenta en diversas tareas llevadas a cabo bien por personal interno bien por servicios especializados como el que le ofrece Netcom.org.es para mantener en un nivel óptimo los sistemas informáticos.

Aún si cuenta con un departamento informático interno, es casi seguro que el mismo deba apoyarse en determinados servicios externalizados. El más común es el de mantenimiento informático.

El mantenimiento de sistemas informáticos se puede subdividir además en tres grandes grupos:

  • Mantenimiento de ordenadores
  • Mantenimiento de servidores
  • Mantenimiento de aplicaciones (software)

El mantenimiento de ordenadores consiste en disponer las medidas adecuadas para el correcto funcionamiento de los equipos informáticos de una empresa. En este apartado se incluirían las actualizaciones de hardware y software, monitorización de disco, defragmentaciónes, aplicaciones en inicio y segundo plano y un largo etc.

El mantenimiento de servidores es algo más complejo y requiere de personal con elevada cualificación técnica. Las tareas más comunes son actualización diversas, configuración y mantenimiento de copias de seguridad, revisión permanente de logs, análisis de rendimiento, brechas en la seguridad y un largo etc.

El mantenimiento de aplicaciones (software) se realiza tanto con aplicaciones privativas de la empresa como en soluciones genéricas dedicadas a un público más amplio. En netcom.org.es sólo damos servicio para este último grupo de software más ampliamente utilizado, ya que pensamos que si una empresa les ha desarrollado un software específico nadie mejor que ellos les va a poder dar soporte.

El mantenimiento informático es pues clave en la realidad de hoy ya que cubre todos los aspectos para que nuestro sistema se encuentre en una condición óptima durante toda su vida útil.